02.07.2014 - Droit de réponse [es]

Réponse au journal El Telégrafo :

Tuve la oportunidad de leer el artículo publicado en su periódico el día 27 de junio del corriente año, titulado "El Mundial, Ecuador y la economía del fútbol", firmado por el Dr. Roberto Follari. Lamentablemente, he tomado nota de varios errores materiales que reducen en gran medida la tesis del autor. Para los franceses, la Copa del Mundo no es para nada lo que pretende presentar dicho artículo.

A continuación detallo los errores :

- « De jugadores de etnias negras, lleno está el equipo de fútbol francés…muchos africanos en la cancha…Ni Suiza ni Francia los dos clasificados en el grupo en el cual participó Ecuador están libres de jugadores extranjeros ». Además de la extraña asimilación entre el color de la piel y la nacionalidad que dejo a la responsabilidad del autor, estas afirmaciones son completamente falsas : debido a que los 11 jugadores que formaron el equipo de Francia para hacer frente a Ecuador el 25 de junio, nacieron en el territorio francés y son 100% ciudadanos de la república francesa.

- « En las últimas elecciones –realizadas para el Parlamento europeo ganó en Francia una derecha anti ilustrada y brutal que plantea el cierre de la inmigración ». Otro error : el partido que ganó las últimas elecciones en Francia, fue el de los abstencionistas puesto que sólo el 40% de los votantes del padrón electoral habilitado participó en estas elecciones ; la extrema derecha, con menos de una cuarta parte de los votos emitidos, perdió su apuesta para poder conformar un grupo en el Parlamento Europeo, mientras que la derecha liberal y la izquierda reunieron más del 75% de los votos.

Sobre estas bases, cuyo rigor ahora podemos juzgar, el autor descalifica al equipo de Francia y niega su legitimidad nacional. Esto es exactamente lo que dijo el líder de la extrema derecha francesa Jean-Marie Le Pen, durante la Eurocopa de fútbol en 1996, negando que el entonces equipo francés podía representar a Francia porque poseía "demasiados jugadores de color » !

El equipo de Francia no es una amalgama artificial y refleja la diversidad de mi país. El gran futbolista francés, campeón del mundo de 1998, Lilian Thuram, podría decirlo mejor que yo. Cuando vino a Quito hace cuatro meses, eso es lo que él respondió a la pregunta de un reportero « Con un objetivo común, Francia fue campeona en el Mundial de 1998, ¿qué huella dejó esa victoria en la sociedad ? Tuvo un impacto muy positivo, porque los franceses empezaron a entender que hay distintas razas en el país, y que formamos parte de que era una nación multicultural.” ( entrevista en el El Telégrafo del 15/02/2014).

Los “Bleus” (azules), tanto hoy como ayer, ilustran el ideal republicano francés, el de unir alrededor de los valores humanistas, más allá de sus orígenes, de sus opiniones o de las etnias. Los días de alegría y de fiesta de Francia después de la victoria de 1998 unieron al pueblo francés "black- blanc –beur” (negro-blanco-magrebí), como nunca se ha hecho antes.

Que el Mundial del 2014 pueda traernos nuevamente esa misma luz y hacer revivir en Francia y en el mundo entero este sentimiento de unión, y las valores de libertad, igualdad y fraternidad ! Valores fundamentales en nuestra historia republicana.

François Gauthier
Embajador de Francia en Ecuador

Dernière modification : 10/04/2017

Haut de page