El teleférico : un éxito francés

Mientras se escucha mucho hablar en estas últimas semanas sobre un proyecto de metrocable en Quito, que unirá la estación El Labrador hasta el aeropuerto Mariscal Sucre, sabía usted que el líder mundial en el mercado de transporte por cable es una empresa francesa llamada POMA ?

JPEG
@ AFD - Thomas Dworzak

El medio de transporte que representa el teleférico parece adaptarse bien a ciertos barrios de la ciudad de Quito, y ya conquistó ciudades tales como Medellín o Rio de Janeiro.

La empresa francesa POMA transporte a más de 6 millones de pasajeros cada hora. Si se las pone una tras otra, sus instalaciones unirían Paris con Los Ángeles. La historia de POMA es estrechamente ligada con la historia de los deportes de invierno. En 1936, Jean Pomagalski construye el primer « telesquí » en Alpes d’Huez, y en Estados Unidos « pomalift » es un nombre genérico tan conocido como “Gillette” o “Eveready” !

Desde entonces, la compañía no ha parado su innovación para conservar su avance tecnológico : las primeras telecabinas automáticas en 1966, el primer telesilla desembragable en 1982, la telecabina más alta del mundo en 2007 en Quito – Ecuador… En 2013, POMA revindica 7800 instalaciones en 73 países, cuenta con 880 empleados de los cuales 620 están en Francia, y muestra un volumen de negocios por 230 millones de euros, de los cuales 63% son al nivel internacional.

Además de los teleféricos de distracciones (esquí), los dispositivos de movilidad urbana tienen una gran demanda, especialmente en el continente americano. En América del Sur, remontes mecánicos fueron instalados en Brasil en Rio de Janeiro, para dar una alternativa al metro y acceder a los barrios situados en las partes altas de la ciudad. En Colombia, POMA ha trabajado en colaboración con la empresa Metro de Medellín, en el proyecto de Metrocable. Financiado en parte con un préstamo de la Agencia Francesa de Desarrollo (250 millones de dólares), este proyecto incluye la construcción de 8 líneas de telecabinas que benefician a casi 400 000 habitantes de la ciudad de Medellín. Y ha permitido reducir significativamente la violencia urbana.

El transporte por cable tiene numerosas ventajas para imponerse : no invade el espacio público, dispone de un tiempo de instalación insuperable (14 meses para construir el teleférico de Nueva York, 3 a 4 meses para un telesquí ordinario), tiene un costo hasta 30 veces más barato que un metro o un tranvía y constituye un medio de transporte respetuoso del medioambiente.

Una de las realizaciones más emblemáticas del éxito de POMA es la reconstrucción en Nueva York del “Roosevelt Island Tramway”, lo cual une Roosevelt Island hasta Manhattan sobrevolando East River, a lo largo del Queensboro Bridge. Este teleférico, que dispone de cabinas con gran capacidad, propone dos vías independientes que permiten el mantenimiento de una cabina cuando la otra esta en servicio.

Adicionalmente, la empresa asegura el perfecto mantenimiento del material y lleva su peritaje y su asesoría necesarios para la evolución técnica de los equipamientos. Los ingenieros de Poma están presentes durante las visitas periódicas de control. La proximidad y la relación de confianza con sus clientes, constituyen también excelentes ventajas de la estrategia desarrollada por el grupo POMA.

Para más informaciones sobre la empresa POMA : http://www.poma.net/

Dernière modification : 14/02/2014

Haut de page