Exposición ’Chamanes y divinidades del Ecuador precolombino’ en el museo del quai Branly [fr]

El museo del quai Branly presenta la exposición ’Chamanes y divinidades del Ecuador precolombino’, que tendrá lugar del 16 de febrero al 15 de mayo de 2016.
De una magnitud inédita en Europa, esta exposición propone una inmersión en el mundo de los espíritus del Ecuador precolombino a través de una de sus figuras mayores: el chamán. Provenientes de colecciones de varios museos del Ministerio de Cultura y Patrimonio de Ecuador, y rara vez expuestas en Francia, 265 obras maestras permiten descubrir las costumbres, los valores y los conocimientos del chamanismo, que integran una herencia milenaria transmitida a los pueblos del Ecuador de nuestros días.

Las obras provienen principalmente de cuatro culturas de la costa ecuatoriana: Chorrera, Bahía, Jama-Coaque y Tolita. Asimismo, se expondrán piezas de la cultura Mayo Chinchipe-Marañón, de la Alta Amazonia. En los yacimientos arqueológicos de esta última cultura, de más de 5000 años de antigüedad, se han encontrado recientemente los restos más antiguos de chamanismo. Esta exposición destaca también las recientes excavaciones e investigaciones arqueológicas realizadas por los arqueólogos y antropólogos ecuatorianos, entre los cuales se cuentan Santiago Ontaneda-Luciano, comisario de la exposición, y Francisco Valdez, consejero científico.

Transmisor de las tradiciones, el chamán presidía los ritos, ceremonias, o fiestas, protegiendo de esa forma el orden espiritual y social de una comunidad. Personaje a quien se le atribuían poderes mágicos, y que ejercía a veces funciones políticas, el chamán consolidaba el orden a través de una multitud de ritos y de ceremonias que marcaban el calendario anual. El chamanismo es por ello inseparable de la historia de las civilizaciones del Ecuador prehispánico. Reflejo del pensamiento y de la filosofía de los pueblos ancestrales, este sistema de creencias presidía la construcción de su mundo social, económico y político.

Rituales de curación, de fertilidad, o de iniciación, todos tenían por finalidad restablecer la conexión entre los diferentes niveles del espacio cósmico: el mundo exterior o celeste (los astros), el mundo interior o inframundo (poblado por los ancestros difuntos y los espíritus poderosos) y, en el medio, la Madre Tierra o Pachamama, el mundo terrestre de los seres humanos, los animales, las plantas y los accidentes geográficos. Esta manera de concebir el cosmos, se sustentaba en el pensamiento de que todos los seres de la naturaleza (astros, montañas, plantas, animales, piedras, etc.) tenían espíritu. Desde su infancia, el chamán jugaba un rol de mediador social entre el pueblo y las divinidades, representado especialmente por los animales más poderosos, o por seres míticos.

Después de descubrir a las deidades de los pueblos ancestrales de Ecuador, la exposición destaca la figura emblemática del chamán, poseedor del saber sagrado. El culto chamánico cobra forma a través de una multitud de ceremonias rituales en las cuales el chamán ejerce sus poderes sobrenaturales.

La exposición es presentada con la colaboración del Ministerio de Cultura y Patrimonio de Ecuador.

JPEG

Dernière modification : 22/01/2016

subir