Objetivo de paridad [fr]

P – Hace poco, al Quai d’Orsay se le reprochó el retraso a la hora de aplicar la ley Sauvadet para que las mujeres accedan a los puestos de mayor responsabilidad del Ministerio. ¿Qué tiene que decir al respecto?

R – Incluso antes de 2012 y desde la Ley Sauvadet, el Ministerio desarrolla una política voluntarista en favor de la paridad, que se traduce actualmente en una feminización de sus altos cargos del 30 % aproximadamente (cargos de embajador/a, director/a y subdirector/a). En particular, se traduce en la duplicación del número de embajadoras en 5 años, habiendo llegado a las 46. El ministro vela muy especialmente por ello, y el porcentaje de primeros nombramientos al cargo de embajador/a es del 35 %.

Esta política voluntarista también se ha manifestado en la voluntad de incrementar la feminización de las promociones, también en los grados más altos (consejeros de asuntos exteriores y ministros plenipotenciarios). Resulta fundamental para crear una cantera.

Por otra parte, el Ministerio vela por que se respete el equilibrio entre vida privada y vida profesional (adopción de una carta de gestión horaria, desarrollo del teletrabajo) y acompaña a los agentes destinados en el extranjero (creación de una Delegación de Familia en septiembre de 2016 para favorecer la escolarización de los hijos y el acceso de los cónyuges al mercado laboral, firma de acuerdos bilaterales para facilitar que los cónyuges trabajen).

Al enmarcar sus esfuerzos en el largo plazo, a finales de 2017 el Ministerio obtuvo el sello de igualdad profesional entre hombres y mujeres (AFNOR). Por ello, más allá de las obligaciones legales, el Ministerio para Europa y de Asuntos Exteriores está comprometido con el objetivo de garantizar un personal paritario y unas prácticas igualitarias.

Dernière modification : 10/12/2018

subir