Presidencia francesa del G7 [fr]

El Ministro para Europa y Asuntos Exteriores y el Ministro de Economía y Finanzas presentaron una comunicación referente a las prioridades de la presidencia francesa del G7 para 2019.

El G7 (Grupo de los 7) es un grupo informal de las siete economías del mundo desarrollado: Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido.
La Unión Europea participa también en los encuentros del G7, sin embargo no preside ni acoge la Cumbre del G7.

Francia asumirá la presidencia del G7 a partir del 1 de enero de 2019 y organizará la Cumbre del G7 en Biarritz del 24 al 26 de agosto del 20119. Los grandes ejes de la Presidencia Francesa serán:

La lucha contra las desigualdades, hilo conductor de la presidencia francesa del G7
El aumento de las desigualdades constituye una grave amenaza para la cohesión de las sociedades y un desarrollo económico beneficioso para la mayoría. Francia coloca en el centro del debate la reducción de las desigualdades y la dimensión social y la globalización. La promoción de un modelo como este constituye una elección política importante y será el hilo conductor de la presidencia francesa

La renovación del formato del G7 y la movilización de la sociedad civil
El G7 asociará, en el marco de alianzas, a países fuera del G7 que comparten el interés de Francia en temas prioritarios. La presidencia francesa del G7 integrará así mismo a los organismos internacionales y buscará reforzar las sinergias entre ellos, como resultado del impulso dado por el Presidente de la República durante el Foro de París por la Paz. Además, el G7 se abrirá más a la sociedad civil. Se ha previsto una consulta sistemática de los actores no estatales. El gobierno procurará movilizar a los franceses, promoviendo su adhesión a los grandes desafíos en los que Francia ambiciona avanzar.

África
Uno de los primeros objetivos de la cumbre del G7 de Biarritz será reforzar los vínculos con África. Esta alianza asociará a los países africanos más implicados en la promoción del multilateralismo, de la paz y la integración regional, y aquellos que lideran las medidas para el cambio climático.

Igualdad entre las mujeres y los hombres y educación
Acerca de la igualdad entre las mujeres y los hombres, la gran causa del quinquenio, el G7 adoptará un “Pacto de Biarritz por la igualdad”. Además, en respuesta al crecimiento de las desigualdades, el G7 deberá actuar decididamente en el campo de la educación – principalmente de las niñas y en primer lugar en el Sahel, y de la salud.

Clima y Biodiversidad
El G7 abordará las desigualdades medioambientales recordando el compromiso de Francia en el Acuerdo de París y haciendo especial énfasis en las “finanzas clima’ y la protección de la biodiversidad así como en la preservación de los océanos, en continuidad de la presidencia canadiense.

Digital e Inteligencia Artificial
Los campos digital (seguridad cibernética, competencia, fiscalidad, impacto en el empleo) e inteligencia artificial serán abordados en presencia de grandes democracias no europeas (India, África del Sur, México, Australia)

Temas políticos y de seguridad
El G7 deberá continuar a coordinarse para luchar contra el terrorismo (implementación de la Agenda de París sobre la financiamiento del terrorismo, lista de compromisos para luchar con la utilización del internet con fines terroristas, combatientes terroristas extranjeros), particularmente en el continente africano.

En materia financiera, la presidencia francesa del G7 interviene en un contexto económico y multilateral agitado. La Presidencia Francesa retomará la defensa de la cooperación de los países del G7 para una globalización regulada, más justa y más equitativa. Los trabajos estarán compuestos de tres pilares:

  • En un contexto de aumento de riesgos, la Presidencia Francesa del G7 trabajará para reforzar el sistema financiero internacional y de su resiliencia.
  • Francia procurará por otra parte promover una globalización equitativa y basada en reglas. En este campo, una de las primeras prioridades de la Presidencia Francesa será intensificar la lucha contra los fenómenos de optimización fiscal y los paraísos fiscales. Otro eje importante será el de los desafíos que se presentan por la digitalización de la economía, principalmente en lo que se refiere a la competencia.
  • Finalmente, Francia contribuirá a promover un crecimiento más inclusivo y un desarrollo más eficaz.

Dernière modification : 20/12/2018

subir