Una ambición por la lengua francesa y el multilingüismo [fr]

El francés es el quinto idioma más hablado en el planeta. Su número de hablantes es cada vez mayor, y ya son más numerosos fuera de Francia que dentro del mismo país.
Con motivo del Día Internacional de la Francofonía, el Presidente Emmanuel Macron presentó la estrategia internacional de Francia para la lengua francesa y el multilingüismo.
Francia desea contribuir a la realización de esta estrategia con la Organización Internacional de la Francofonía y el conjunto de los socios que comparten su ambición por el idioma francés y el multilingüismo.

El 20 de marzo de 2018, el Presidente Emmanuel Macron reveló la estrategia internacional de Francia para la lengua francesa y el multilingüismo en ocasión de un discurso en la Academia Francesa.

Dicha estrategia es el resultado de un trabajo participativo: la consulta ciudadana “Mi idea para el Francés” recopiló más de 5000 “ideas”; una conferencia internacional ─que reunió a 500 intelectuales, artistas, dirigentes de empresas, maestros los días 14 y 15 de febrero de 2018 en París─ provocó que surgieran un gran número de propuestas.

La estrategia se articula en torno a 33 medidas para aprender, comunicar y crear en francés, con el fin de hacer del francés una de las grandes lenguas del mundo del mañana y una activo en la globalización.

Aprender en francés

El primer reto de una política francófona ambiciosa se refiere a la transmisión y al aprendizaje.

Francia se compromete a apoyar los sistemas educativos de los países francófonos, en particular en África, para que puedan transmitir el francés ─respetando el pluralismo lingüístico─ a las nuevas generaciones.

Más allá del mundo francófono, Francia desea fortalecer el lugar de la lengua francesa en los sistemas educativos de sus socios europeos e internacionales, por lo que participará todavía más en la formación de talentos en el mundo, a través de sus liceos franceses y de sus universidades.

En Francia se dará una mayor atención al aprendizaje de la lengua, en particular en beneficio de las poblaciones más frágiles.

Comunicar en francés

El segundo gran reto de una francofonía abierta y audaz es el uso, la comunicación.

El francés es el cuarto idioma de Internet y el tercero en el ámbito de los negocios; el espacio francófono representa más de 15% de la riqueza mundial.

El francés es idioma oficial en la ONU, lengua de trabajo en la Unión Europea y la Unión Africana: se trata del idioma más utilizado después del inglés en la diplomacia, y una de las dos lenguas de los Juegos Olímpicos.

Para llevar a cabo la ambición de hacer del francés uno de los tres grandes idiomas del mundo en el siglo XXI, es importante fortalecer todavía más su presencia en los lugares emblemáticos de la vida internacional: Internet y los medios de comunicación de información global, la economía, la diplomacia europea y multilateral.

Mientras que el número de francófonos aumenta y que se confirma la tendencia a la multipolarización del mundo, el papel del francés se debe defender y fortalecer.

Crear en francés

El tercer gran reto de la francofonía consiste en que el francés sea hoy, más que nunca, un idioma de creación en el cual se piense y se invente el mundo del mañana.

La francofonía posee una gran riqueza ─en Europa, África, Norteamérica y en el Caribe, en Medio Oriente y en Asia-Pacífico─ pues está conformada por numeroso focos de creatividad.

En la literatura, el cine, el teatro, la danza, las artes visuales, nuevas firmas aparecen que renuevan y enriquecen una visión del mundo: resulta capital apoyarlas, alentarlas, darlas a conocer.

También resulta importante abrir los espacios culturales y de creación, favorecer y propiciar la movilidad de los artistas y las obras, con el objeto de fortalecer una conciencia francófona común.

Dernière modification : 29/03/2018

subir